Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

abril 30, 2008 economía, educación, opinión, política

Dia del Niño

Los niños de hoy son los adultos del mañana. Es por eso que la formación de nuestros niños es, tal vez, la actividad más importante que una sociedad puede desempeñar. No importa la base económica, infraestructural, tecnológica, política, o comercial que formemos hoy, si nuestros niños son incapaces de mejorarla, o al menos administrarla, en el futuro, todo nuestro esfuerzo de hoy se destruirá.

Por eso dice el refrán que la tierra no la heredamos de nuestros padres, sino que la pedimos prestada de nuestros hijos.

Ahora que estoy a un par de días de mi graduación, es evidente que ya no soy, para nada un niño, pero tengo clarísimos aún los recuerdos de mi niñez. Quiero preguntarle a mi generación algunas cosas:

1) ¿Piensan que nuestros padres, y los que estuvieron antes que nosotros, nos dejaron un mundo mejor al que les tocó a ellos?

2) ¿Piensan que nos dieron la preparación adecuada para administrar y mejorar el mundo que nos heredan?

3) ¿Piensan que nos dieron las herramientas necesarias para manejar las consecuencias de sus actos, las cuales ellos ya no van a afrontar en unos años?

4) Si la respuesta es NO a todas las anteriores, ¿qué estamos haciendo para ser diferentes, y tratar mejor a nuestros niños?

En todos los ámbitos de la actividad humana, los derechos de los niños son aplastados. No hablo solo de los derechos básicos, como el derecho al juego, el derecho a la libertad, a la educación, a la nutrición, al amor familiar, o a la atención paternal, y el derecho a la inocencia; estos derechos basicos, lamentablemente, aun hay personas que los aplastan indiscriminadamente. Ahí tenemos el impune caso del Gobernador de Puebla, Mario Marín, quién preciosamente abusó de su poder político para encubrir a un pederasta (violador de niños) y empresario de la pornografía infantil, o a la Iglesia Católica, quien aun no afronta conforme a derecho y de forma preventiva la crisis de sus sacerdotes pederastas (a pesar de que el Papa hizo mención al tema en su reciente visita a Estados Unidos, queda claro que sin un castigo y sin prevención, el reconocimiento no es suficiente). Tenemos muchos casos más que, por ser cometidos por personas menos importantes que el Papa o que un Gobernador, no salen a la luz y por tanto no los conocemos.

Pero más allá de eso, aún los adultos que nos creemos un poco más responsable, y nos indignamos de las atrocidades contra la niñez que cometen estos monstruos, aun nosotros aplastamos los derechos de los niños día a día.

Ejemplo, cuando en el debate educativo, las dos caras son el derecho de los padres a enseñarle al niño lo que los padres quieran vs. el derecho de los maestros de tener libertad de cátedra… Ahi ya se olvidaron, tanto los padres como los maestros, del principal derechohabiente de la educación: el niño! ¿Dónde queda el derecho del niño de aprender, y que le enseñen, lo que va a necesitar en el futuro para ser exitoso? Algunos padres, por motivos religiosos, están en contra de que sus hijos aprendan educación sexual, o la teoría de la evolución, pero cuando el niño se convierta en adolescente y tenga que enfrentarse a ambientes promiscuos llenos de enfermedades sexualmente transmitidas, los «valores» por si solos no lo van a salvar (según estadísiticas del gobierno de Estados Unidos). Los niños necesitan saber a qué se enfrentan y como prevenirlo. De igual forma con la teoría de la evolución. Si no tienen los sustentos científicos para concer como funciona nuestra biología, ¿como podemos esperar que en el futuro sean médicos, ingenieros en bioquímica o en biogenetica, y en las demás industrias que producirán el crecimiento económico de los años por venir? Por el capricho de los adultos le estamos negando a los niños su derecho a desarrollarse.

Igual los maestros (al menos en México) quienes prefieren enseñar la misma historia 5 veces, en lugar de enseñarla solo una vez, y ademas enseñar economia y finanzas, por motivos dogmaticos/políticos. Si no saben de finanzas o de economía, ¿como podemos esperar que los adultos del mañana (los niños de hoy) tomen decisiones inteligentes alrededor de su dinero. Ya vemos lo que le está pasando a Estados Unidos por tener una población iletrada en terminos financieros y economicos…. ¿Por que los maestros insisten en repetir la misma ecuación? De nuevo, el derecho de los adultos de enseñar lo que quieren puede más que el derecho de los niños de aprender lo que necesitan.

Y no es el único caso.

Los adultos de hoy estamos acabandonos el planeta de los niños del mañana. Cuando sean adultos, los niños de hoy enfrentarán escasez de petroleo, de comida, de energeticos, de recursos naturales; enfrentaran calentamiento global, desplazamiento masivo de personas y refugiados, guerras del agua (como la de Darfur), guerras de comida, desesperación y caos. La indiferencia que tenemos los adultos de hoy ante las semillas que estamos sembrando (y de las cuales las primeras ramitas ya se estan evidenciando) son veneno para el futuro de los niños.

Los adultos de hoy premiamos a niños que no nos molestan con sus preguntas, castigando a los que son inquisitivos, inquietos, y mobiles. Pero son estos ultimos los que se convierten en adultos que aprenden rapidamente, innovadores, emprendedores, y revolucionarios. Cada vez que premiamos a los niños por no molestar, y los castigamos por que hacen preguntas a las cuales no sabemos respuesta, o los castigamos por inquietos, estamos provocando que los niños se vuelvan como ovejas… hoy, son los adultos quienes disfrutan de la obediencia de esos niños, pero mañana será el político de moda, o el empresario de dinero… Matamos el espiritú independiente de nuestros niños y les estamos negando su derecho al pensamiento crítico y a la libertad futura.

Somos nefastos con nuestros niños. Nos preocupamos más por nuestros intereses que por el de ellos, a pesar que son ellos quienes se quedarán a vivir en nuestro planeta cuando nosotros ya no estemos en él. Ellos son los herederos de nuestro mugrero y merecen, al menos, ese respeto, ese apoyo, y ese amor.

Lamentablemente, cuando los temas que incumben a los niños son tratados, los adultos ignoran su perspectiva. Tal vez sea por que los niños no tienen dinero, o tal vez por que los niños no votan. Pero lo cierto es que ellos son el único elector que debe contar. El mundo que estamos construyendo es de ellos, nos guste o no. ¿Por que se los estamos dejando peor que como lo encontramos?

Este día del niño es un buen momento para hacer esta pequeña reflexión.

17 to “Dia del Niño”

  1. francisco says...

    Hari Seldon, me pareció de una manera muy desagradable el hecho que hayas dicho que el conociemento cientifico se basa en la voluntad, me parece que no estás tomando en cuenta todos los puntos posibles a tratar acerca del estudio de alguna ciencia, como así lo llamas. Estoy de acuerdo en que se necesita voluntad, pero estás dejando a un lado otros factores, como ser critico, objetivo y creativo.
    Me parece que con esa expresion bajas mucho el grado de dificultad del estudio.
    Espero y analices bien lo que has dicho (escrito), por que no muchos estaremos de acuerdo.
    Saludos.

  2. Hari Seldon says...

    Sergio Daniel, sencilla y facil no es lo mismo, de igual forma que complejo y dificil no lo son. A mi me parece que, aunque sin duda es un tema complejo, la mente humana tiene una elasticidad tal que puede ser sencillo aprenderlo con suficiente dedicación y capacidad para sobrellevar las dificultades que requiere la comprensión.

    francisco, en ningún momento quise decir que lo UNICO que se necesita para el progreso científico es la voluntad. Si me tomas en contexto y lees otros posts que he hecho, sabrás que soy el primero en defender los valores de la ciencia que son el pensamiento crítico, la objetividad y la creatividad, así como el escepticismo, la experimentación y el escrutinio. Sin embargo, SIN VOLUNTAD, no puede haber todo lo demás que se requiere para la ciencias.

    En resumen para los dos, aunque considero que hay disciplinas que tienen gran nivel de dificultad, es mi opinión personal que no se requiere de nada especial en el ser humano para sobresalir ante la dificultad de las disciplinas. Es SENCILLO: solo requiere de voluntad y disciplina. Una vez que esos dos fundamentos se dan por sentado, el resto se da por añadidura. No digo que el resto no exista, solo que deviene de los fundamentos, que es la misma humanidad.

    Saludos a los dos y gracias por visitar mi blog.

  3. Sergio Daniel says...

    Ok, entonces damos por sentado que todo es sencillo.

  4. Walo San says...

    Sobre mi comentario «electronica (es sencilla en realidad), quiero aclarar que no pretendo minimizar, ni menospreciar, toda vez que vivo de la electronica, me apaciona y quizas por eso puse que es sencilla.

    Es como al que le gusta tocar guitarra o cocinar, puede decir que es sencilla en realidad, aunque no quiere decir que no valga la pena.

    Ojala esta aclaracion sirva. Gracias

  5. Walo San says...

    ups, apaciona con «c», jaja, disculpen mi mala ortografia y ademas mi distraccion.

  6. Hari Seldon says...

    Sergio Daniel, creo que más específicamente, todo es acequible, todo se puede lograr. La voluntad hace que la accesibilidad del conocimiento sea sencillo. Creo que es eso es más específicamente lo que quiero decir, y el sentido de lo que dice Walo, (¿o me equivoco, Walo?)

    De nuevo, reconocemos que el tema de la electronica es dificil y profundo (¿complejo?), pero APRENDERLO no tiene por qué ser complejo, aunque el tema lo sea.

  7. Azucena says...

    Me gusto lo de la pagina del nino. Lo que no, estoy de acuerdo fue lo que te escribistes de lo de iletrados en E.u. Mira primeramente dejame decirte que los inversionistas de los bancos fueron parte del problema de la economia y a causa de ello muchas personas no solo perdieron la casa pero hasta la vida al no, contar con los ingresos acostumbrados. se tiene que hablar muy a fondo de un problema que no, solo afecta a EU pero a algunos paises tambien.