Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

off
mayo 28, 2008 economía, México, opinión, política

Prohibido el Acaparamiento… Excepto en el extranjero

De nuevo vemos que las acciones del gobierno de Felipe Calderón han decaido en el populismo, como si fuera más importante evitar ser acusado mentirosamente por Lopez Obrador que hacer algo que, aunque doloroso en el corto plazo, sea lo mejor para el país en el largo plazo. Si elegimos al «hijo desobediente» no fue para que se escondiera de miedo cada que Lopez Obrador amenaza con patalear por que no hacen lo que él quiere, sino para que no le importara lo que los populistas de izquierda demandaran para ellos (como un yate) y hacer lo correcto.

Me refiero de nuevo al «plan» (que de plan no tiene nada) Calderonista para «combatir» la escasez de alimentos.

Además de los subsidios (cuya «eficacia» en el pasado han resultado en la bancarrota del campo Mexicano), Calderón propuso levantar los aranceles a las importaciones (lo cual, aunque positivo, de ninguna manera garantiza el abasto, pues las naciones extranjeras como India y Estados Unidos pueden imponer restricciones a sus exportaciones), así como propuso imponer restricciones al «acaparamiento», lo cual no es otra cosa que construir economías de escala en la procuración, almacenamiento y distribución de alimentos para generar ganancias.

En otras palabras, el resultado producirá la continuidad del atraso en el campo, la dependencia del extranjero de los alimentos, y la restricción de crecimiento a los distribuidores de alimentos, lo cual impedirá su sofisticación.

Claro, esto en México. En el extranjero, los distribuidores pueden hacer lo que quieran.

De hecho, ahora que se levantaron los aranceles, no hay nada que impida a las empresas Mexicanas y extranjeras construir bodegas en Laredo, El Paso, Nogales o San Diego, para comprar productos nacionales y extranjeros y acapararlos ahí. No estarían acaparando en México, pero sí en Estados Unidos, y conforme la demanda Mexicana se manifieste, los acaparadores servirán la misma función que si estuvieran en México. La diferencia sería que los empleos que se iban a crear por construcción de bodegas, almacenistas, controladores, y los ingresos por impuestos se irían a Estados Unidos, en lugar de quedarse aquí en México, que es donde los necesitamos.

¿Será que el gobierno no entiende como funciona la economía, o será que no le importa por que, como la gente no sabe, lo que le importa es aprovecharse de la ignorancia para ganar la siguiente elección?

La economía tiene ciclos, y en esta etapa del ciclo, lo que ocurre es que las empresas maximizan sus ganancias para que en la siguiente etapa se puedan reinvertir y generar empleos. Romper una parte del ciclo, termina por romper la economía y causa una crisis. Esta etapa es dolorosa, es cierto, pero también es necesaria y creará prosperidad a largo plazo. ¿Por qué tomar medidas populistas que exportan la prosperidad? Pues, para echarle la culpa a los «malditos» acaparadores y así calmar los ánimos sociales, por que es más fácil tomar acciones emocionales que educar a un pueblo. Es por eso que Lopez Obrador es tan popular, y también es por eso que Calderón ha aprendido a emularlo.

Al final, el «plan» Calderonista no cambia nada, preserva los privilegios de la CNC, le sigue dando poder a Lopez Obrador, y mantiene el precio de los productos altos. La única forma de reducir el precio es aumentar la oferta, y para eso hay que aumentar la productividad, y para eso hay que aumentar la inversión. No hay forma de aumentar la inversión sin dinero, y el dinero debe venir de algún lado. Si viene de las ganancias de lo acaparadores, ¿por qué es esto ilegitimo? No lo es. Pero los políticos quieren que así lo creamos para ignorar el hecho de que durante decadas permitieron que vivieramos en el atraso y hoy paguemos las consecuencias.

¡Que triste situación es esta para México!