Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

mayo 29, 2008 economía, México, opinión, política

«Es que no hay política»

Como saben, sigo en el proceso de busqueda de empleo. Así que venía de unas entrevistas, escuchando la radio, un debate sobre el campo entre analistas de derecha (en Imagen) y un diputado del PRI. El diputado argumentaba que el fracaso del campo se debía a que los gobiernos de 2000 a 2008 «no tienen una política» para el campo, y por tanto, lo tienen abandonado.

Mientras escuchaba esto tuve que frenar, por que un grupo de no menos de 12 gentes se cruzaron la avenida por debajo de un puente peatonal.

Mi pregunta es, ¿a poco tiene que venir el gobierno a llevarse a las gentes de la mano sobre el puente peatonal? ¿Donde quedó su sentido de sobrevivencia? Y si alguno de estos transeúntes resultara trágicamente atropellado, ¿de quién sería la culpa? ¿Del gobierno?

Y las mismas preguntas pueden ir al campo.

¿Realmente necesitamos una «política» para el campo?

Yo creo que no. El fracaso de los gobiernos de 1930 a 2008 es que han tenido una política para el campo, y por eso fracasan. Yo creo que entre menos gobierno, más prosperidad. Vean nada más, los gobiernos del PRI «repartieron la tierra» (para no decir «se la robaron para repartirla como botín político a cambio de votos») de tal forma que los»beneficios» territoriales de los afiliados a la CNC estuvieran por encima de las posibilidades y necesidades del campo Mexicano. Tierra que sería ideal para crecer brocoli, y otros productos de alta demanda y buen precio, se convierten en herramientas políticas y museos vivientes del maíz, en donde los empresarios del campo (campesions) se vuelven pobres y los políticos se vuelven ricos. Para mantener a los campesinos dependientes y leales, se implementan subsidios de supervivencia que no ayudan en nada a desarrollar el campo, pero sí ayudan a embarzar urnas y perpetuar al PRI. Estas políticas fallidas no cambiaron con Fox, quien intentó «solucionar» el problema azucarero a base de expropiaciones y venganzas políticas, ni con Calderón, quien sigue aumentando los subsidios.

Aquí quiero hacer una aclaración. En mis dos posts anteriores he criticado al plan de Calderón. Quiero dejar en claro que mi crítica no es que sea un plan malo, sino que es muy insuficiente. Liberalizar el mercado es muy bueno, pero no es suficiente. Falta invertir y hacer muchísimas cosas más. Los subsidios y el «combate al acaparamiento» no son el camino para el crecimiento. Tampoco lo es el control de precios. Sé que parece muy desalmado opinar que los más pobres deben pagar caro el precio de los alimentos, pero si lo propongo es por que también se que esta es la única forma en que, en el largo plazo, los pobres se convertirán en ricos. ¿Qué es mejor? ¿Tener pobres medio alimentados que sean pobres para siempre, o tener pobres que en el futuro se hagan ricos y sean capaces de comprar la comida que quieran, independientemente del precio? Obviamente, la mejor propuesta es la segunda opción. Es por eso que la propongo. Pero como implica una medida impopular, ningun político la propone, y esa es mi crítica contra el Presidente.

Pero volviendo al tema, ¿me va a decir el diputado del PRI que el gobierno no tiene política? ¡Por favor! Claro que la tiene. Precisamente esta es la razón por la cual el campo no progresa. Lo que necesita el campo es menos política y más inversiones. El día que los «líderes», la CNC, los programas públicos, los subsidios, y las restricciones a la productividad desaparezcan, ese día entrarán las inversiones de infraestructura privadas y las empresas privadas a desarrollar el potencial. ¿Y por que no lo hace el gobierno? Pues, por que la iniciativa privada tiene una escala mucho más grande y puede invertir mucho más dinero. La iniciativa privada, además, tiene intereses distintos al de los políticos. A los políticos les interesan los votos. A las empresas les interesa hacer dinero, lo cual significa que les interesa producir más, competir para satisfacer a sus clientes, producir los mejores alimentos y los más rentables, y eso provoca la creación de empleos en el campo, de sofisticación, de introducción de tecnología, y, a la larga, un alza inequivoca en el nivel de vida de todos los participantes, empezando por el campesino.

Hay muchas cosas que están mal en México, pero la que más me frustra es que tanta gente sea tan ciega y necia a esta verdad tan evidente. El gobierno no puede todo, y el gobierno no debe hacer todo. Nosotros tenemos dos manos y una mente y podemos decidir hacer algo diferente. El fracaso del campo es el fracaso de los campesinos, y la corrupción del PRI y la CNC. No es culpa del gobierno, ni su responsabilidad.

¿O a poco el que la gente ESCOJA cruzar la avenida entre automoviles en lugar de subir un paso peatonal que está justo encima de ellos, y así mejorar su seguridad, es también culpa y responsabilidad del gobierno? Es hora de cada Mexicano tome su responsabilidad.

Al plan de Calderón no le falta «política». Le faltan Mexicanos.

2 to “«Es que no hay política»”

  1. El Súbdito says...

    Ya no por nada comparan a Calderón con Echeverría, y que decir del pobre Pejendejo. Subsidios, subsidios, pero a la larga no hay estrategias, porque solo es rentable las que funcionen a 6 años (o sea lo que dura el mandato).

    Pa que encuentres trabajo, te recomiendo la página de talentolaboral.com, me ha funcionado mas que la de OCC y todas esas.

    Saludos.

  2. Hari Seldon says...

    Súbdito, ¡qué bueno que el gobierno no haga estrategias! Eso nos debe tocar a nosotros. Los poderosos debemos ser nosotros los del pueblo, y no ellos los políticos. ¡Qué bueno que ellos no tengan estrategias! Que malo que nosotros tampoco las tengamos.

    Checaré lo de la página.