Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

septiembre 22, 2008 Bush, economía, Estados Unidos, McCain, opinión

La crisis que crearon los Republicanos

El gobierno de Estados Unidos dice que apoyará a los mercados bursátiles para prevenir que la crisis empeore y afecte a la mayoría de los americanos. Me imaginé más o menos esta imagen:

El Lopez-Portillismo de Bush

La frase la hizo famosa un ex-Presidente Mexicano, José López Portillo, cuando prometió «defender al peso como un perro». La frase le valió su apodo, «el perro», y fue pronunciada meses antes de devalauar la moneda Mexicana. El resultado fue la nacionalización de la banca, la creación de una cantidad de mecanismos inumerables para prevenir la crisis, mismos que no funcionaron para nada por que la crisis duró más de una década.

Grupo Reforma califica las acciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos como un «Fobaproa». La razón por la cual cometen este error es por que confunden la historia. En la crisis de 1995, el Gobierno Mexicano utilizó el dinero del Fobaproa, hoy IPAB, para realizar su función: prestarle dinero a los bancos en crisis para proteger los depósitos de los ahorradores. En Estados Unidos, la institución que cumple esta función es el FDIC (Federal Depositary Insurance Corporation, o Corporación Federal de Aseguramiento de los Depósitos). El fin del Fobaproa en ese entonces y del IPAB hoy es, como el del FDIC, proteger los depósitos de los ahorradores.

¿Por qué es esto necesario? Pues, por que cuando tú depositas tu dinero en un banco, el banco usa tu dinero para prestarselo a alguien más en la forma de tarjetas de crédito, crédito para comprar una casa, o un coche, o crédito por nómina, etc… Si la persona a la que el banco le prestó el dinero no puede pagar, el banco se queda sin dinero y no puede regresarte tu dinero por que ya no lo tiene en sus depósitos. La teoría del FDIC, del IPAB, y del Fobaproa es asegurarse que quien pierda dinero sea el banco y no el ahorrador. Es decir, el fin es proteger el dinero de los ahorradores.

Sin embargo, las medidas aprobadas por el Departamento del Tesoro no tienen nada que ver con proteger a los ahorradores. El problema va mucho más allá de eso. Los $700 mil millones de dólares (casi el equivalente al PIB Mexicano) que el Gobierno de Bush autorizó para rescatar a los bancos es para comprar deuda ilíquida. ¿Qué significa esto? Significa que las cartera vencida incobrable de los bancos (todos aquellos prestamos que hicieron y que ahora no pueden cobrar) serán pagados por el Gobierno, y será el gobierno quien asuma esas pérdidas. Así es. Las pérdidas de bancos privados han sido nacionalizadas por el gobierno de Bush. El Presidente que habló de las ventajas de la de-regulación, la liberalización excesiva y el laissez-faire-ismo salvaje hoy fuerza a los contribuyentes de su país a pagar la factura de su magna estupidez.

Y es por eso que Grupo Reforma confunde al Fobaproa con el Rescate Financiero Americano. A finales de la década pasada, el gobierno de Zedillo nacionalizó la deuda que los bancos tenían con el Fobaproa. Básicamente, convirtió en deuda pública una pérdida que era privada. Lo mismo hizo Bush. La diferencia es que la cantidad que Zedillo nacionalizó fueron apenas 60 mil millones de dólares, y fue para arreglar un problema que heredó de Salinas, un Presidente que siempre fue y sigue siendo su enemigo. En cambio, la cantidad que Bush nacionalizó son 100 veces eso y es producto de su propia mala administración. El Rescate del Fobaproa en las épocas de Zedillo sí privilegio de forma tangencial los intereses de los dueños de los bancos, pero benefició principalmente a los ahorradores Mexicanos. En cambio, el Rescate de Bush es la culminación de un gobierno que ha trabajado consistentemente por perjudicar a los que menos tienen y premiar a los dueños de Wall Street. Esta, junto con la fallida Guerra de Irak, será la herencia que Bush le deje a Estados Unidos.

Pero lo cierto es que, aunque Bush y su imprudencia aceleraron la debacle Americana, todo comenzó con Richard Nixon, quien creó la economía basada en el deficit. Desde su gobierno hasta la fecha, los republicanos han avanzado un sistema financiero internacional basado en que Estados Unidos le deba dinero al resto del mundo sin que nunca deban de pagarlo. Desde entonces Estados Unidos ha vivido con deficits que cada año crecen más en su cuenta corriente, en su balanza de pagos, y en su presupuesto Federal, sin que esto repercuta de la misma forma que repercute a otros países: devaluación, crisis económica, insolvencia, etc… Todas las trampas que los Republicanos hicieron para evitar pagar el precio en su momento, se ven superadas en esta crisis. Las facturas que no pagaron los Americanos hoy regresan todas juntas y con intereses, y es lo que Estados Unidos debe pagar hoy. El Rescate Bancario de Estados Unidos empeorará la situación para el futuro, pero tal vez logre hacer que el engranaje de Wall Street siga girando, y postergar, de nuevo, ese momento de la verdad que la economía de Estados Unidos debe enfrentar: que para gastar primero hay que producir, y que no se puede vivir toda la vida en deuda.

Por lo pronto, hay viene John McCain lamentando la crisis que su partido generó, diciendo que él lo arreglará todo. Me recordó a esta imagen:

McCain como Lopez Portillo

De nuevo, me recuerda al ex-Presidente Mexicano José López Portillo. En su discurso en el que nacionalizó la Banca, y le saqueó a los Mexicanos sus ahorros, dijo que ya nos habían saqueado y prometió que «no nos volverían a saquear». Por lo pronto, él vivió en la riqueza y la impunidad hasta su muerte en 2004, y, ¿adivinen qué? durante toda la decada siguiente Miguel de la Madrid y su incompetencia nos siguió saqueando, y Carlos Salinas de Gortari nos volvió a saquear en 1994 con el horror de Diciembre.

Como dijo Van Gogh, la definición de la locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando un resultado distinto. La economía de Estados Unidos está al borde del abismo. Con John McCain, Estados Unidos dará un paso hacia adelante. Es hora de cambiar el rumbo. Y esto es importante no solo para los Americanos, sino para los otros países del mundo, por que si se acaba Estados Unidos, se acabará la economía de muchos de esos países, incluyendo México…

2 to “La crisis que crearon los Republicanos”

  1. Alex says...

    Mi estimado Hari, con todo respeto, deberias borrar este post, El fobapra es peor que lo que esta haciendo Bush. Bush esta tomando las acciones de las instituciones que esta salvando. Que luego las relage a los mismos sera otra cosa. El fobaproa fue diferente porque el gobienro federal no se quedo con ninguna accion de la banca. Eso si es un robo a la Nacion y traicion a la patria.

    Shame on you, mi estimado.

  2. Hari Seldon says...

    Estoy en profundo desacuerdo contigo, Alex, por que las acciones que el gobierno de Bush han tomado en las últimas semanas, y planean seguir tomando son muchísimo más complejas que el Fobaproa como para juzgarlas de forma tan simplistas.

    En el caso de AIG, tienes razón es que Bush ha tomado acciones de esa institución, pero no es lo mismo que ha hecho con otras instituciones, como Fannie Mae y Freddie Mac… En muchos casos, los que conforman el grueso del rescate, solo se trata de nacionalizar las pérdidas.

    Por otro lado, en el caso del Fobaproa, mencioné claramente que sí hubo beneficios para los banqueros, pero el impacto fue reducido a la deuda que los banqueros tenían por el uso del fondo para cubrir los depósitos de los ahorradores. Es decir, fue un rescate de una escala mucho más límitado al de Bush.