Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

off
octubre 24, 2008 economía, México, opinión

¿Defender el empleo?

El Presidente de México, Felipe Calderón, dijo que la prioridad es «defender las fuentes de empleo». Como las fuentes de empleo son las empresas, queda claro que la política económica nacional es beneficiar a las empresas. Tal vez sea por eso que el Banco de México está emprendiendo acciones suicidas al rematar las Reservas Nacionales para «controlar» el tipo de cambio pero sin impedir su devaluación, y probablemente provocar una devaluación futura, beneficiando a exportadores en el cortísimo plazo, pero causando estragos inimaginables en el mediano y largo plazo.

«Defender el empleo» significa, para el gobierno, que la gente siga teniendo empleo, para que siga trabajando y así no tenga tiempo de protestar. Pero, ¿y quien defiende el producto del empleo: los salarios? Con la devaluación, también se devalúan los ingresos, y por tanto, el poder de compra de los consumidores. ¿Quién defiende el mercado interno? Nadie. Tal vez sea por eso que el riesgo país de México sigue subiendo, las bolsas nacionales se siguen desplomando, y el dolar sigue subiendo de precio… Como NADIE se da cuenta que el fundamento PRINICPAL de la economía es el poder de compra, y como el gobierno tiene más interés en retener su poder que en defender el de la ciudadanía, estan dispuestos a manipular los indicadores financieros para mantener el status quo, aunque esto nos haga más pobres.

Es importante sobrevivir a esta crisis mundial, y es urgente defender nuestra soberanía económica. Banco de México y el Gobierno de la Republica están haciendo todo lo posible por evitar estos imperativos. En mi boleta, están reprobados. ¡Que alguien nos ayude, por favor!

¿Qué propongo? Congelar los salarios EN DOLARES durante un año, frenar el remate de reservas, y SUBIR LA TASA DE INTERES. El problema del dolar es un desbalance entre la oferta y demanda de pesos, y la oferta y demanda de dolares en el país. Una «solución» es, sí, aumentar la oferta de dólares, como lo ha hecho Banxico rematando reservas. El problema es que esto afecta la oferta de dólares de largo plazo. ¿Y si mejor reducimos la oferta de pesos? Eso tambien sería una solución. Sí, sería una solución dolorosa en el corto plazo, pero en el largo plazo sería mucho más sustentable. Urge regresar a la cordura, por que si no, perderemos lo poco que tenemos.