Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

off
noviembre 4, 2008 elecciones, Estados Unidos, McCain, Obama, opinión, política

Hoy es el día

Si me lees en Estados Unidos. Sal a votar, e invita a tus familiares, amigos, y conocidos a hacer historia. Por que hoy, y solo hoy, es el día para transformar a Estados Unidos. Hoy puede ser el día en que Barack Obama se convierta en el primer Presidente negro de ese país. Hoy también puede ser el día en que John McCain se convierta en el hombre más anciano en ocupar ese puesto. Sea cual sea tu preferencia, sal a votar!

Será incomodo, pero valdrá la pena. Si el cumplir tu sentido patriótico no es suficiente premio, Starbucks, Krispy Kreme, y Ben & Jerry’s regalarán café, donas y helado (respectivamente) a todo el que muestre su calcamonia de «yo voté» (ojo: empresas Mexicanas, ¿que esperan para copiar esta excelente idea?). ¡A votar!

Claro, Barack Obama va ganando. Según el mapa electoral de Yahoo!, se espera que Obama gane con 318 votos electorales, contra 192 de McCain. Como mexicano no deja de sorprenderme que este presenciando un cambio tan trascendental en un país tan importante, con una democracia tan abierta que permite la mal-llamada «guerra sucia», los partidos independientes, las candidaturas ciudadanas, y la publicación de encuestas durante la elección: cuatro cosas prohibidas en México y que tal vez explique por que nuestra democracia no permite un cambio tan grande como el que, se espera, se dará hoy en Estados Unidos.

Incluso en Google Trends se muestra una clara ventaja para Obama. Más gente hace busquedas por Barack Obama que por John McCain:

Obama v McCain

Queda claro que, aunque todas las estadísticas dan una clara ventaja a Obama, todo esto es comentario y hoy queda en el pasado. Es hora de hacerlo realidad. Es hora de salir a la calle, hacer fila y entrar al centro de votación y demostrar que más que desear un cambio, Estados Unidos está dispuesto a lograrlo. Es hora de lograrlo. Es hora de salir a votar.

El resto del mundo está en suspenso, con los ojos fijos en Estados Unidos. ¿Quién será el siguiente líder del mundo libre? ¿Podrá reparar la destrucción a la que Bush nos ha condenado? Esperemos que sí…