Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

febrero 11, 2009 Uncategorized

Las Marchas de Monterrey

Estos últimos dos días, unos acarreados probablemente financiados por el narco y el crimen organizado trataron de influir en las elecciones Estatal y Federal del 2009 haciendo algo que nunca ocurre en Monterrey, una protesta contra el Ejército Nacional en las calles para bloquear las dos Avenidas más importantes de la Ciudad: Gonzalitos y Constitución.

Por que estas cosas son ilegales en ciudades civilizadas, contrario a lo que ocurre en la Ciudad de México, el día de hoy la policía hizo su trabajo y dispersó a los manifestantes, ante el júbilo de la ciudadanía.

¿Por qué protestan estas personas?

Ellos alegan de supuestos abusos de los militares. No he escuchado a ningun regio quejarse, ni en los medios masivos de comunicación, ni personalmente conmigo, sobre ningún abuso del ejército. Al contrario, mi opinión es que el regio promedio prefiere la suspensión de sus garantías individuales si viene acompañada de la protección del ejército. En otras ciudades del país se puede tolerar el desórden, pero no en Monterrey. En Monterrey nos gusta la seguridad, y la presencia del ejército es tolerada con facilidad.

Es por eso que no es creible que miembros de la sociedad civil se organicen espontaneamente para protestar contra el ejército. Si miembros de la sociedad civil de Monterrey no pudieron organizarse espontaneamente para traer una protesta multitudinaria contra la incapacidad del gobierno para combatir al crimen, menos voy a creer que lo harían para protestar contra las formas en como el gobierno hace su trabajo. Además, no es una actitud típica regia. El regiomontano prefiere hacer cosas que sí valgan la pena, y le deja las protestas a los ociosos.

Es por lo anterior que queda muy claro que quien marcha y bloquea calles no son miembros de la sociedad civil. Son acarreados. Esto, combinado con el hecho de que en Monterrey sí se respetan los derechos garantizados en la Constitución, como la libertad de movimiento, motivaron a las autoridades a movilizarse en contra de los protestantes y detenerlos. La autoridad dice haber detenido al «líder». A ver qué confiesa.

¿Quién los trajo y por qué? Con las elecciones Estatales, municipales, y Federales encima, es obvio que la única razón por la cual estas marchas ocurrirían es para influir en las elecciones. Los regios no nos dejamos manipular tan fácilmente. Al contrario, estas marchas solo nos hacen buscar formas de acabar con el crimen organizado lo antes posible. ¿Quieren los narcos una forma de desestabilizar al Gobierno en Nuevo León? Pues que garanticen la seguridad de la ciudadanía: que dejen de asesinar o secuestrar gente, especialmente inocentes y menores de edad. No lo van a lograr bloqueando avenidas principales.

Enhorabuena por la policía que, aunque límitada en sus recursos, puso fin a los bloqueos. Esperemos que lo hagan cada vez más rápido y que no permitan que unos cuantos acarreados interrumpan la vida pacífica de 4 millones de Regiomontanos. Monterrey es una ciudad diferente al resto del país, y pedimos que se nos trate como seres humanos. No toleraremos bloqueos a nuestras calles ni toleraremos la inseguridad. Lo demostraremos en nuestro actuar diario y, también, en las elecciones. Hay que mostrarle al crimen organizado que los Regios no nos vamos a dejar intimidar. Es hora de ganar la batalla.

1 to “Las Marchas de Monterrey”

  1. anonimhx says...

    te felicito amigo y ya viste que la gente desaforyunadamente por $200 o $500 son marionetas del crimen organizado o por una mochila con utilies escolares son felices por dios que clase de personas somos o nos estan convirtiendo reaccionemos o que no te da tristesa vera a cada vez mas jovenes drogarse por culpa de las famosas tienditas