Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

off
abril 13, 2009 Cemex, economía, Monterrey, Negocios, Tigres

Recortes y lesiones

En el marco de los constantes recortes de personal que Cemex hace para «sobrevivir» la crisis que ellos mismos crearon con la compra de Rinker, es importante recordar que a Omar Bravo, Cemex, a través de Sinergia Deportiva, le paga a él, su representante y su club, $100,000 dólares ($1,330,000 pesos Mexicanos) por partido.

Así es, cada semana Omar Bravo se embolsa un millón trecientos treinta mil pesos, o lo que es lo mismo, más que lo necesario para pagarle a 6 personas un sueldo de $18 mil pesos al año. En las 9 jornadas que dura el contrato de Bravo (de las cuales, no ha jugado dos, y tal vez no juegue una tercera), Cemex gastará en el jugador el sueldo anual más de 55 personas.

Y para colmo, el jugador ni juega, ni anota goles, ni ayuda al equipo que está al borde de descender. Ni la afición está contenta, ni vale la pena la inversión. Ooooootra vez Cemex intentó arreglar un problema de ideas tirandole dinero. ¿Hay dudas de por qué la empresa está tan mal?

Gente que trabaja en Cemex, o que trabaja con Cemex me dice que «nadie se imaginaba que las cosas estuvieran tan mal». Es precisamente la razón por la cual no lo vieron venir. La formula de Cemex fue pedir prestado en Euros para comprar en dólares una empresa cuya industria estaba por quebrar, y por tanto, que no podría regresar los dólares que servirían para pagar los Euros. Fue una mala decisión.

Cemex ahora está envuelto en cada vez más deudas, y cada vez más batalla para encontrar una solución. Recurre a los recortes de personal como medida emergente, pero, ¿no hubiera sido mejor evitar el riesgo en primer lugar? ¿transformar la deuda a pesos? ¿hacer el trabajo de los financieros?

¿Por qué no renuncia Zambrano, o anuncia un sueldo de $1 peso anual, como sucede en Japón o en Estados Unidos? ¿Por qué no renuncia su CFO, o su departamento de finanzas, que creó este problema en primer lugar? No. Ellos son intocables. Los que deben sufrir son los empleados que le han dedicado su vida a la empresa. Total, con ese dinero hasta sobra para pagarle a un jugador que no contribuye.

Cemex es un ejemplo de soberbia que debe ser evitado. Espero que puedan corregir el rumbo, pronto. Pero para aquellos que deciden darle a la empresa el beneficio de la duda, recuerden, esta es la empresa que cada partido de Tigres tira a la basura el sueldo anual de 6 personas que tuvo que despedir. Le hace falta hacer mucho más para ganarse ese beneficio de la duda. Los inversionistas lo saben y por eso tienen la acción donde la tienen. ¿Por qué los medios no son tan críticos como los accionistas? La sociedad regiomontana, y los empleados injustamente despedidos, lo necesitan. Necesitamos saber qué pasó, y sobre todo, qué se hará para corregir el rumbo.