Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

marzo 7, 2010 futbol, Monterrey, Nuevo León, Tigres, UANL

Después del abucheo… el Triunfo

Luego de pasar 7 juegos sin ganar, en donde solo ganaron 3 de 21 puntos disputados (una efectividad de 14.2%), Tigres por fin ganó.

Tal vez tuvo que ver que, cuando iban perdiendo 2-0 al minuto 35 del primer tiempo en el Estadio Universitario, un Estadio que no hace mucho tiempo era imbatible para cualquier visitante, la gente comenzó a vaciar el Estadio. Desde 1994 (hace 16 años) que no se veía un Estadio Universitario que no estuviera lleno mientras el equipo local jugaba, y aquí estoy incluyendo las temporadas que Tigres jugó en la División de Ascenso. Es decir, el equipo que Tigres tuvo en “Primera – A” jugaba mejor que estos que hace 8 días eran repudiados por sus mismos seguidores incondicionales.

Y no es como si los aficionados fueran a ganar algo abandonando el Estadio. El 80% del Estadio estaba vendido desde el inicio de la temporada. El resto se vende al visitante. Solamente que los aficionados de Tigres, luego de estar incondicionales tras 3 empates y 3 derrotas, una de ellas en el clásico, y estando al borde del descenso, no se iban a quedar a perder su tiempo viendo otro despliegue de mediocridad que culminaría, de nuevo, en derrota. No. Ellos decidieron irse.

Los que se quedaron, dieron al equipo de Tigres su peor abucheo desde la fundación del club, y terminaron por burlarse de su equipo de una forma casi tan humillante como lo hizo el Morelia, dirigido por el otrora ídolo de los Tigres, el “Jefe” Tomás Boy.

Y después del abandono, del abucheo, y de la burla; después de la humillación y de cansarse de las derrotas, Tigres por fin pudo reencontrarse con el triunfo, ganandole, muy apenitas y de panzaso, 1-0 a un equipo que ya está descendido. ¿Si no le ganaban a Juarez, a quién le iban a ganar? Con el triunfo, Tigres llega a 9 puntos de 27 disputados, para un 34% de efectividad en la temporada. Una liguilla aún no es imposible, pero es altamente improbable. ¿Qué sigue haciendo Guzmán al frente del equipo? ¿No se dan cuenta los directivos que esta afición que durante más de 30 años ha depositado su confianza y pasión, valuada en cientos de miles de millones de pesos en publicidad, merchandising, boletos de entrada, ropa deportiva y articulos promocionales, se sienten tan traicionados que ya están abandonando el barco? ¿Qué no se dan cuenta los directivos que este icóno de una de las ciudades más icónicas del país se está hundiendo y es su culpa?

Lo que sí encuentro interesante es que los aficionados, por primera vez en la historia del equipo, abuchearon, y al fin de semana siguiente, por primera vez en dos meses, los Tigres ganaron. ¿Será que hay más que una correlación aquí?

Tigres, a lo largo de su historia, ha cambiado de dueños, directivos, Presidentes, cuerpo técnico, y jugadores, y no ha logrado un campeonato en 27 años. Por primera vez, hubo un cambio que nunca había tenido el equipo: la actitud de sus aficionados. El resultado de este cambio parece ser que fue una motivación que llevó al equipo al triunfo. ¿Será que este es el cambio que necesita Tigres? ¿Aficionados más exigentes?

Si es así, disfrutemos la victoria este domingo, y mañana recordemos que aún no hemos ganado nada. Salgamos el próximo sábado a seguirle exigiendo mejoría a este equipo de Tigres. Con tanto que los aficionados le hemos dado al equipo en estos 27 años, ya es hora que el equipo nos de algo a cambio. ¿No creen?

Leave a comment