Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

febrero 24, 2013 futbol, Tigres, UANL

Brilla el Sol

cruz azul 1-2 tigres feb2013

Ayer los Tigres volvieron a ganar, esta vez como visitantes, por marcador de 2-1 al Cruz Azul.

Este triunfo es uno más de una racha histórica que los Tigres de la UANL han venido protagonizando esta temporada. Desde que inició en Enero de 2013, Tigres ha ganado 6 partidos de liga, y empatado 2, sin perder uno solo; en los 8 partidos que se han jugado, y de los 24 puntos que se han disputado, Tigres ha conseguido 20 puntos, para un 83% de efectividad. Eso comparado con los 21 puntos que consiguieron la temporada pasada es aún más impresionante, pues en 8 partidos han conseguido casi la misma cantidad de puntos que en todo el torneo anterior.

Pero la verdadera cereza en el pastel es que Tigres no ha perdido desde el 27 de Octubre de 2012, contra el Pachuca. Es decir, esta racha invicta que comenzó cuando Tigres ganó el Clásico de la temporada pasada, cumple 4 meses el próximo miércoles, 2 de ellos en la presente liga, y no se vé para cuando vaya a terminar (los rivales en Marzo serán Morelia, San Luis, Chivas, y Puebla)…

No cabe duda que el sol brilla sobre la casa de Tigres.

Y claro que, como Tigre de corazón, lo celebro y me llena de alegría. Pero me gustaría también tomar un momento para reflexionar, sin dejar de disfrutar de los buenos momentos. Un hombre sabio una vez me dijo que el mejor momento para arreglar el techo de tu casa es cuando brilla el sol, porque cuando llueve es más dificil. Así que, aprovechando cómo brilla el sol en nuestra casa de Tigres, pensemos en qué detallitos podemos arreglarle al techo. Por ejemplo:

  1. En todo el mes de Febrero, Tigres no ganó un solo juego de local, pues consiguió 2 empates.
  2. En todos los juegos de este mes, a Tigres le anotaron al menos un gol.
  3. En los últimos 2 juegos, Tigres ha bajado su ritmo en el segundo tiempo.

 

Lo anterior es, sin duda, muy preocupante, pues aunque en la liga van superlíderes, están a dos triunfos de calificar, y es momento de ir pensando en la liguilla. No puedes ser campeón si no ganas de local, y no puedes ser campeón si empatas por que bajaste el ritmo en el segundo tiempo de un juego de vuelta. Y en la liguilla, sabemos que no nos enfrentaremos contra equipos carentes como el Atlante, Toluca, o Cruz Azul, a los que Tigres les ganó con amplia facilidad, sino a equipos grandes como Tijuana o Santos, contra quienes Tigres empató en casa, con dificultad.

Lo más preocupante son los goles en contra. De ahí se derivan los empates. Algunos de los goles en contra, como el que vimos ayer contra Cruz Azul, o como los que vimos ante el Tijuana, y yo diría, como el que vimos contra el Santos, son síntoma de que carecemos de un mejor portero, y que los defensas centrales no le pueden ayudar siempre. Sin duda que Hugo Ayala y Juninho son de los mejores centrales en el futbol Mexicano, pero como cualquier ser humano, a veces fallan. A veces fallan horrorosamente, como lo hicieron contra Tijuana, dos veces. Y es en esos caso cuando un buen portero sabe cubrir esas deficiencias. Enrique Palos no es ese portero.

Hace año y medio, en la temporada del campeonato, Palos fue un buen portero con algo que probar y mucho apoyo defensivo, lo que lo convirtió en el mejor de la liga. Pero ahora su ritmo no es el mismo, o ya le agarraron la medida. Lo malo es que no hay nadie mejor en banca (o para el caso, nadie que pueda jugar al nivel de primera división). De ser una de las posiciones más fuertes del equipo, la portería es hoy una de las más carentes.

La portería no es algo que se puede arreglar en este torneo, excepto mejorando las labores defensivas. Pero si Tigres ha sabido en los últimos años contratar refuerzos con meses y a veces con temporadas de anticipación, a mi me gustaría ver a la directiva ir contratando desde ahorita a un portero mejor que Enrique Palos.

Como dije, de los goles en contra se derivan los empates, pues Tigres ha anotado en todos sus partidos esta temporada. Si logras anotar un solo gol, la clave del triunfo es que no te anoten. Un triunfo 1-0 vale igual que uno 20-19. Pero sin duda es más dificil ganar cuando te anotan 19 a cuando no te anotan ninguno.

Aún así, cuando vamos con el marcador en contra, a veces el triunfo se puede encontrar en los últimos minutos. Contra el Santos, Tigres empató al minuto 36 del primer tiempo. Todavía quedaba casi una hora completa por jugarse. ¿No pudo Tigres en esa hora anotar el del triunfo? Contra Cruz Azul vimos otro síntoma, cuando de ir ganando 2-0, Tigres no volvió a llegar a la portería con claridad y, peor aún, nos anotaron uno en contra. Y de puro milagro no fueron más! ¿Por qué se baja el ritmo en el segundo tiempo?

El problema, me duele decirlo, está en el banquillo.

Solo hay dos posibles razones por las cuales Tigres baje la intensidad en el segundo tiempo: o por que el equipo contrario hace ajustes y neutraliza al nuestro, o por que nuestros jugadores se cansan y bajan ellos mismos su ritmo. En ambos casos, la solución debería estar en el banquillo del Técnico. Tuca Ferretti debe poder anticipar los cambios del rival para que Tigres no sea neutralizado. Así mismo, debe haber suplentes con energía que sean capaces de suplir a los titulares cuando se lesionan, o se cansan. Si estas dos cosas se hicieran mejor, Tigres no bajaría su intensidad en el segundo tiempo y, tal vez, eso hubiera bastado para ganarle al Santos y al Tijuana, en vez de empatar. Más importante aún, esa puede ser la diferencia entre llegar a la Final y luchar por el campeonato, o quedarse en semifinales luego de que Oribe Peralta te anote dos goles en los últimos 5 minutos del juego, como ocurrió el verano pasado…

La preocupación aquí es que la portería, la defensa y la dirección del Tuca Ferretti son, según la mayoría de los comentaristas nacionales, las fuerzas más grandes de Tigres. Aquí vemos que los detalles a mejorar en el equipo son, precisamente, en estas áreas. No sorprende, entonces, que luego de ir ganando 2-0, vieramos al Tuca ayer gritando y regañando desenfrenadamente… Aun hay mucho que mejorar.

Y, claro, lo anterior no cancela la racha histórica del equipo, ni el invicto, ni el 83% de efectividad, ni los triunfos, ni los goles. Por supuesto es que es tiempo de seguir celebrando! Pero, es más fácil arreglar el techo ahorita que brilla el sol, que en 3 meses cuando llegue la liguilla y comience a llover…

Leave a comment