Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

off
febrero 2, 2005 cultura, filosofia, Teatro

Machina Est Deus

En el pasado, los griegos hacian teatro. En el presente, hacemos cine y televisión. En el pasado, los problemas de los personajes griegos eran resueltos por un personaje «dios» que era bajado de los «cielos» por una máquina de poleas, es decir, en el pasado los griegos tenían su Deus ex Machina. En el presente, tenemos a la ciencia ficción, es decir, en el presente tenemos el Machina est Deus.

«Machina est Deus» es una expresión en latín que significa «Maquina es Dios», y la utilizaré para expresar la siguiente idea: en la ciencia ficción, las maquinas son lo que hacen posible a la narrativa, y son los que meten en problemas y resuelven los problemas de los personajes. Una «Machina est Deus» puede convertirse, irónicamente, en un «Deus ex Machina»…

En la ciencia ficción, la gente no viaja de ciudad a ciudad, sino de planeta a planeta. Esto es posible gracias al «motor de hyperespacio», o al «motor warp». Las computadoras lo gobiernan todo, y los robots hacen la vida más fácil. Millones de máquinas imaginarias presentan problemas y soluciones para los personajes: es evidente, las maquinas son la vida del ser humano, y determinan su destino. En todos los sentidos de las palabras, las maquinas SON dioses: Machina est Deus.

¿Por qué vemos este cambio en los griegos y en la ciencia ficción? A mi parecer, es muy simple la respuesta. Los griegos escribían tragedias y comedias que reflejaban a su tiempo, y en su tiempo, nadie entendía nada y necesitaban de dioses que bajaran de los cielos (o mínimo, de una maquina de poleas), a salvarlos! En cambio, en la ciencia ficción, el ser humano es dueño de su destino: ha dominado a la naturaleza y la ha modificado. Lo que antes eran piedras ahora son máquinas poderosas que le ayudan en el camino: él es su propia solución, y puede diseñar cualquier máquina para definir su destino. En el teatro griego, los griegos estaban a merced de su naturaleza, en la ciencia ficción, la naturaleza esta a merced de la inteligencia humana, y de nuestras máquinas.

Tal vez el mejor ejemplo de esto sea el cuento de Asimov, «La Última Pregunta», disponible aquí: http://web.mit.edu/tylerc/www/twt/LQ1.htm en inglés. Disfrutenla!