Seldon Matrix

Blog de opinión sobre política, religión, fútbol, y otras cosas

off
mayo 31, 2007 blogósfera, cultura, economía, Internacional, México, opinión, religion

Misconcepciones

Hoy parece día de las misconcepciones… El día en el que nos damos cuenta que las apariencias no son tal como lo pintan…

La primera vino en la mañana, con la CNDH, quien aclaró que no está en contra del aborto, sino en contra de la forma en que la ley aprobada por el DF limita la libertad y el derecho a decidir del padre con respecto al aborto. Ahora nos sale Soberanes con que es más liberal que el PRD… (¿y por eso le gritan «vendido»?)

Pero después veo un par de noticias que también llaman mi atención:

1) Resulta que, de acuerdo a un reciente estudio, chavas y adolescentes que se identifican con una religión y que dicen que el sexo debe guardarse hasta después del matrimonio son más proclives a tener sexo antes del matrimonio. De hecho, en Estados Unidos, estas chicas tienden a perder su virginidad a menor edad y son más proclives a tener al menos tres parejas sexuales para los 17 años. De hecho, la investigación demuestra que cuando muchachos se unen en juramento a que «esperaran hasta el matrimonio», las estadísticas muestran que lo único que se logra es demorar el adulterio por 18 meses… El estudio le atribuye esta rareza a las «tentaciones del modo de vida américano». Sin embargo, en mi opinión, las tentaciones son las mismas para los religiosos y los no religiosos. Ahora, otra posible causa es la definición de religión. Los encuestados se catalogaban a sí mismos como «evangelicos» o «cristianos». Pero existiendo tantas sectas, incluso «tele-evangelistas», es muy dificil decir. El punto es que «decir» no es lo mismo que «hacer». Aún así, yo insisto en que si solo atribuyeramos el fenomeno a la hipocrecia, entonces las estadísticas de promiscuidad serían similares para religiosos y no religiosos. Sin embargo, según el estudio, la promiscuidad es mayor en adolescentes que se dicen religiosos. ¿Qué esta pasando en las religiones Américanas que incentivan la promiscuidad?

2) Como sabemos, la fama de Bill Gates está adecuadamente documentada como el «diablo». Gates es el ladrón que se robó el código de un sistema operativo para empacarlo, venderselo a IBM, trabajar con ellos, diseñar un sistema operativo demasiado ambicioso para la epoca (OS/2) y robarse el código para crear un GUI demasiado mal diseñado (Windows) como para sacarle el mayor provecho a la PC y mercadearlo de tal forma que nos ha esclavizado a todos en él. Bill Gates es el malo del cuento de las computadors, ¿no? Por otro lado, la concepción que tenemos de Steve Jobs, de Apple, es que es un liberador. Un diseñador computacional que hace lo posible por construir computadoras que, además de bonitas, funcionan y hacen lo que queremos (siempre y cuando no seas un administrador de sistema o un ingeniero). Jobs es el libertador, el angel, mientras que Gates es el esclavizador, el diablo. ¿No pensamos en estos personajes en estas dimensiones?

Pues resulta que la importante revista de tecnología WIRED ha publicado un editorial donde argumenta que la realidad es exactamente lo contrario: Bill Gates se está dedicando a «regalar su fortuna con el mismo gusto que tuvo al adquirirla», mientras que Steve Jobs, cuya fortuna esta valuada en $3.7 mil millones de dólares, no ha donado ni siquiera un millón a caridad y está ausente de toda filantropía.

Al parecer, hasta Carlos Slim es más filantrópico que el Señor Jobs.

Así, mientras los que compramos Windows o Zunes (o Xbox) sabemos que parte de lo que gastamos se van a programas educativos, de investigación científica, de desarrollo y alivio a deuda de países pobres, y otras acciones que promueve la «Bill and Melinda Gates Foundation«, (incluyendo, por cierto, la Encyclomedia y otros programas que el gobierno de México ha emprendido con el apoyo financiero de Bil Gates), los que compran Mcintoshs y iPods compran solo por el gusto de tener los articulos y todo el dinero que pagan se queda en las manos de Steve Jobs, el avaro…

Claro, podrían argumentar que la Mcintosh y el iPod se ven padres y hacen lo quieren, mientras que el Zune y el Windows siguen siendo unos monstruos inconsumibles… Pero la verdad es que en cuestión de gustos se rompen generos. Lo cierto sigue siendo que Bill Gates es uno de los hombres más filantropicos del mundo, y Steve Jobs es uno de los multimillonarios que hace menos donativos… Raro, ¿no?

Así las cosas… uno piensa que el mundo es de cierta manera, y luego viene la evidencia empírica a cuestionar todo lo que creemos. ¿A poco no es bonito someterse al escrutinio?